Christian Ocampo, realizó este libro de microcuentos, y me pidió realizar la portada para su libro. Inmediatamente, se me ocurrió la idea de crear un lugar donde los cuentos pudieran estar ambientados y que mantuviera la capacidad de ofrecer calidez y tranquilidad para quienes se adentrarían en las cortas historias al leer este libro.